Gabriel Ossandon
Candidato a presidente Juventud Socialista
Lista “A recuperar la juventud de Lorca”

Hace meses el Partido Socialista tuvo que decidir si quería ser presidido por Camilo Escalona, nuevamente, o por Isabel Allende. Aquella no era una disyuntiva de vanguardia, el pueblo chileno ya había dado señales del ocaso de la vieja guardia y la política binominal. Sin embargo, ello no volvía irrelevante la disputa. Era necesario sumar al PS al nuevo ciclo político del país y generar una apertura interna. No obstante, superada la dicotomía y vencido momentáneamente el sector más conservador del PS, las diferencias políticas se diluyeron.

Así se demostró en el último comité central y el congreso del PS. En el primero, paradojalmente quienes respaldaron a Isabel Allende fueron los defensores de la “alianza estratégica” con la DC, tesis central de Escalona. Por su parte, en el congreso del PS, mientras las bases militantes exigieron una política acorde a las demandas populares, el establishment partidario las limitó, suavizó y tergiversó. Ambos hechos fueron repudiados por Michelle Peutat, con su voto de rechazo en el comité central y su renuncia a la mesa del congreso.

Las juventudes políticas viven hoy procesos similares de descrédito y desconfianza que los partidos políticos, incluso más acentuados en un mundo joven que mira con escepticismo y desprecio en lo que se ha convertido la política. En el caso de la Juventud Socialista, quienes la han dirigido durante años, han sido serviles a los caudillos partidarios, replicando sus lógicas, sus actitudes y su política. La JS se ha vaciado políticamente, no existe debate ni reflexión ni ha generado una propuesta verdaderamente de transformación social.

En medio de las elecciones de la JS algunos discuten sobre cuál sería la alternativa al escalonismo y cuál su continuidad. Algunos señalan a la lista liderada por la Renovación Socialista como la alternativa, otros indican que ambas listas constituyen esfuerzos de unidad, transversales a todos los sectores. Las tesis de Escalona, generadas en el caldo de cultivo del proceso de renovación socialista, hoy son hegemónicas en el PS. De ahí que discutir sobre alternativa o continuidad dentro del establishment carece de sentido: entre ambas listas no existe alternativa. Renovación y escalonismo son supuestos uno del otro. Ambos son continuidad del proceso que comenzó en el PS en la década de los noventa.

Sin embargo, frente al presente que viven tanto el PS como la JS, hoy optamos por comenzar a construir una verdadera alternativa. Una que supere el proceso de renovación, una que recupere un partido realmente socialista y revolucionario, una que reconstruya la casa de la izquierda. Porque la oligarquía política no nos dará la alternativa, hoy la estamos construyendo juntos Frente Allendista, Tercera Vía e Izquierda Socialista.

Esa alternativa, junto a compañeros militantes de base de todo el país, se expresa hoy en la lista “A recuperar la Juventud de Lorca”. Su nombre rememora la figura de Carlos Lorca, secretario general de la JS entre 1971 y 1973 y detenido desaparecido desde junio de 1975. Rescatamos de Lorca y su generación la valentía, honestidad y fidelidad con los sectores populares y los trabajadores de Chile. Hacia allá queremos volver a dirigir nuestros esfuerzos de construcción de una JS hoy penosamente despolitizada y carente de relevancia.

Queremos que este sea el primer paso para recuperar el PS, un partido que no haga las paces con el neoliberalismo sino que luche contra este. Un PS que no tenga miedo de reafirmar el socialismo como una forma superior de organización de la sociedad que el capitalismo. Aunque suene elemental, queremos un partido efectivamente socialista que vuelva a ser herramienta de cambio para los jóvenes y el pueblo.

Como opción política en la JS queremos abrir un nuevo ciclo que potencie a las fuerzas sociales y la lucha que iniciamos los jóvenes en 2011. Abogamos por una crítica y autocrítica frente a la Transición y del papel del PS en ese período, que reconozca con valentía los errores. Debemos recuperar la rica historia del socialismo y su pensamiento creativo y transformador, debemos recuperar el PS de Allende y la JS de Lorca. Para ello, llamamos a los jóvenes socialistas a romper la inercia y el temor, a votar con esperanza y convicción por el cambio el próximo 3 de abril.

Contenido anterior
La izquierda del futuro: una sociología de las emergencias<br>por Boaventura de Sousa Santos
Próximo contenido
IZQUIERDA SOCIALISTA adhiere activamente al paro nacional convocado por la CUT para el 22 de marzo

Sin Comentarios

Deja un comentario