Frente al fallo del Tribunal Constitucional (TC) que declaró inconstitucional la parte medular de la reforma sindical, y ante la falta de avances concretos en las demandas históricas del movimiento sindical sobre el fin de las AFP y la negociación por ramas de la producción, entre otras, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) convocó a una movilización nacional y paralización para el próximo 31 de mayo.

La sentencia del Tribunal Constitucional vino a probar una vez más que no habrá un verdadero cambio en las relaciones laborales en Chile sino es a través de una Asamblea Constituyente (AC) que haga nacer desde los ciudadanos y ciudadanas una Nueva Constitución Política. Ha quedado de manera muy clara demostrado que la actual Constitución Política fue creada para proteger la visión de los empresarios y favorecer la atomización y debilitamiento del movimiento sindical chileno.

Frente al actual escenario y teniendo presente que no se podrá avanzar en las demandas de los trabajadores sino es con movilización social, es que Izquierda Socialista apoya y participará de las movilizaciones del próximo 31 de mayo.

Igualmente llamamos a la dirección del Partido Socialista a apoyar la convocatoria de la principal organización de trabajadores del país. En sectores del PS no termina por entenderse que la mejor manera de apoyar las reformas del actual gobierno es movilizándose. Llamamos a la militancia del PS a apoyar activamente la movilización de los trabajadores y a exigir a las direcciones comunales, regionales y nacionales socialistas un pronunciamiento de apoyo al movimiento social del próximo 31 de mayo.

mayo, 2016.

Contenido anterior
David Harvey<br>“La izquierda tiene que repensar su aparato teórico y táctico”
Próximo contenido
Jóvenes de Izquierda Socialista (IS) ocupan cargos en nueva dirección de la Juventud Socialista.

Sin Comentarios

Deja un comentario