La delicada y sutil historia de animación ganadora del Oscar “Historia de un Oso” fue dedicado por su realizador Gabriel Osorio a los exiliados chilenos durante la dictadura y de manera especial a su abuelo Leopoldo Osorio, quién inspiró la historia.

A su vez, Leopoldo Osorio resultó ser un viejo colaborador de Salvador Allende, y un antiguo y destacado militante socialista. En estos días Leopoldo Osorio ha dado diversas entrevistas en que se ha mostrado como un hombre integro, dueño de una sólida e inquebrantable ética socialista. Se ha declarado un “socialista allendista”, y ha dicho que visitará La Moneda cuando haya una nueva Constitución Política.

Leopoldo Osorio ha dado muestras con su vida de que hubo un tiempo en que los políticos vivían de manera modesta y honesta…y en que no iban a golpear las puertas de las grandes empresas. En una etapa en que sectores del PS –como IS- luchan por recuperarlo política y moralmente el ejemplo de Leopoldo Osorio resulta inspirador.

Contenido anterior
Independencia abre Farmacia Municipal Dr. Carlos Lorca
Próximo contenido
Izquierda del PS enfrenta unida el XXX Congreso del PS

Sin Comentarios

Deja un comentario