En el marco del Encuentro Nacional de Izquierda Socialista (IS) realizado el pasado 2 de julio, se organizó un inédito Foro sobre la Izquierda chilena hoy, en las que participaron representantes de Izquierda Libertaria, Movimiento Autonomista, Revolución Democrática, Izquierda Ciudadana, Partido Comunista y Partido Socialista. En representación del PS participó Michelle Peutat de Izquierda Socialista.

La Izquierda en Chile siempre ha tenido una composición plural, y ha estado constituida por diversas vertientes ideológicas. A comienzos del siglo XX, anarquistas y comunistas; a partir de 1930 socialistas y comunistas; en los 60, a los partidos históricos se unieron vertientes socialcristianas radicalizadas, y nuevos sectores políticos inspirados en la revolución cubana. El grado de diferenciación y fragmentación de la izquierda de hoy tiene pocos precedentes históricos, y seguramente se irán produciendo síntesis políticas y culturales parciales, que irán dando forma a la izquierda de este tiempo.

Desde el reciente Congreso del PS Izquierda Socialista ha venido insistiendo en la necesidad que el PS retome una política de alianzas que tenga como eje la rearticulación ideológica y política de la izquierda, tanto de aquella que está dentro como fuera de la NM. En el Foro de Izquierdas se concluyó que un denominador común en esta etapa era la necesidad de articular un programa antineoliberal. Junto con ello la necesidad de ir forjando la unidad desde los movimientos sociales y desde las prácticas de lucha concretas.

El proceso de rearticulación de la izquierda en Chile, y teniendo en cuenta lo que sucede en otras latitudes, también estará tensionada por las fuerzas históricas y las fuerzas emergentes. ¿Qué prevalecerá? Es difícil preverlo. Puede suceder como en Grecia en la cual un nuevo partido, Siryza, reemplazó al PASOK; o bien en España, donde dos formaciones políticas de similar tamaño -Podemos y PSOE- deberán aprender a cooperar entre sí y a convivir por un largo período histórico; o bien lo que ha sucedido en el viejo partido Laborista inglés, en el cual irrumpe una fuerza contestaria y pro ciudadana, liderada por Corbyn.

También no puede dejar de destacarse en el Foro de Izquierdas el componente generacional de sus participantes y las complicidades que existen entre jóvenes de distintas formaciones políticas que tienen como experiencia común de socialización los movimientos sociales de 2006 y 2011.

También destacaron referencias históricas, liderazgos como el de Allende y otros aspectos identitarios, que indican que en las nuevas generaciones existe trazos de una memoria común, dispersa pero compartida, que permite observar e interpretar el presente y deducir desafíos comunes. Tampoco estuvo ausente el viejo debate sobre “reforma” y “revolución” acercándose todos a una definición más bien “allendista” de una vía institucional, y de masas, de profundización democrática.

Todas las fuerzas políticas presentes en el Foro valoraron positivamente el espacio de conversación abogando por repetirlo. El debate fue de gran interés para reconocer los altos niveles de convergencias en el diagnóstico de la sociedad chilena actual que existe entre esta izquierda diversa y plural que se ha ido conformando en Chile. La asignatura de la unidad y la convergencia sigue estando pendiente.

Contenido anterior
El maestro Jorge Peña Hen: músico socialista víctima de la Caravana de la Muerte.
Próximo contenido
Guía para Cabildos Provinciales

Sin Comentarios

Deja un comentario