El pasado 28 de julio Izquierda Socialista (IS) emitió una declaración de apoyo a la rectora de la Universidad de Aysén Roxana Pey, y criticó la medida adoptada por el Mineduc de pedir primero su renuncia y luego proceder a su destitución.

La medida resulta hasta el día de hoy injustificada y revela una falta de consideración por la autonomía de las Universidades públicas. Es cierto que se trataba de un proyecto en construcción, pero el mandato no era la creación de cualquier tipo de institución estatal, sino de una Universidad, la cual requiere para su pleno desarrollo del reconocimiento de la autonomía de ésta para gobernarse. Sin dicha autonomía no es posible la libertad académica, y sin libertad académica no es posible la búsqueda y construcción del conocimiento sin condicionamientos ni sujeción a intereses económicos privados ni la sana independencia de los gobiernos de turno.

Tampoco resulta coherente la explicación dada en términos de que la rectora no se encontraba “alineada” con las políticas de gobierno. Constituye un serio error confundir la rectora de una Universidad con un funcionario de confianza. Por lo demás, las críticas expresadas por la rectora Pey no son ni han sido muy diferentes a las que han señalado la totalidad de los rectores de las Universidades estatales a propósito del proyecto de Ley Marco de Educación superior.

Lea a continuación la Declaración de IS sobre el tema.

 

Declaración Pública

Ante la solicitud de renuncia realizada por la Ministra de Educación, Adriana Delpiano, a la Rectora de la nueva Universidad de Aysén, Roxana Pey, como Izquierda Socialista declaramos lo siguiente:

  1. Rechazamos la solicitud de renuncia a la Rectora de la Universidad de Aysén.
  2. La medida viola la autonomía universitaria, principio que consideramos fundamental para pensar un nuevo sistema de Educación Superior.
  3. Consideramos que muchas de las medidas impulsadas por la Rectora Pey apuntan en la dirección correcta, es decir, a hacer de la educación un derecho social garantizado a través de un sistema de educación pública. Dentro de ellas destacan un sistema de acceso pensando en la realidad regional, la propuesta de estatutos que reconoce al conjunto de la comunidad universitaria y a la sociedad (a través del Consejo de la Sociedad Civil) como actores que definen el proyecto de Universidad, entre otras medidas.
  4. Vemos que no hay incoherencias entre las propuestas impulsadas bajo el mandato de la Rectora Pey y la promesa inicial del Gobierno en materia de Educación Superior, sino que por el contrario, hay un paulatino alejamiento del Gobierno de su propuesta inicial, al proponer una Reforma a la Educación Superior que, si bien abre debates, no se atreve a acabar decididamente con el mercado en la educación, a través de la reconstrucción de un sistema de educación pública.
  5. Apoyamos a la Rectora Pey en su voluntad de permanecer en el cargo de Rectora y hacemos un llamado al MINEDUC y a la Presidenta de la República a rectificar y revertir esta desafortunada decisión.

IZQUIERDA SOCIALISTA, JUEVES, 28 DE JULIO DE 2016

 

Contenido anterior
Filosofía Política: Sobre El Príncipe de Maquiavelo
Próximo contenido
Aprobación del TPP y el riesgo sobre la soberanía ambiental por Leonardo Tapia Ovalle

Sin Comentarios

Deja un comentario