El próximo 26 de marzo son las elecciones del PS y la Marcha NO+ APF. Una coincidencia feliz. Nada más didáctico que en el mismo día los socialistas concurran a las urnas para elegir una nueva dirección en que está en juego el carácter anti-neoliberal del PS, con una marcha que pone en jaque uno de los pilares más emblemáticos del modelo neoliberal: el sistema de capitalización individual de las pensiones y las AFP.

Izquierda Socialista y la Lista Otro PS es Posible convocan desde ya a votar ese día y a hacerse presente en la marcha. Con ese gesto no solo se está poniendo de manifiesto el carácter antineoliberal de nuestra opción política sino otro rasgo constitutivo de su propuesta: la construcción de un PS presente y enraizado en los movimientos sociales.

La llamada Lista de “unidad Socialista” -hasta el momento no han logrado explicar que los une- no ha hecho ninguna de estas dos definiciones: ni se ha definido como una fuerza antineoliberal ni han hecho una opción por insertarse y acompañar a los movimientos sociales.

Las elecciones de este 26 de marzo son probablemente la más importantes desde el año 90. Desde hace muchos años que no lograba estructurarse una opción de izquierda dentro del PS con capacidad de disputar el poder interno. El 26 de marzo debe significar el punto de inflexión que indique el proceso de recuperación del PS como fuerza de izquierda con vocación popular y transformadora se ha iniciado. El 26 de marzo no es el fin sino el comienzo de este proceso. No será fácil derrotar a las poderosas máquinas formadas en base a redes clientelares y “militantes ficha” pero ya se observa que el verdadero Partido comienza a despertar y a organizarse para dar esta batalla y las venideras con mística y organización.

En uno de sus últimos movimientos la oligarquía partidaria está intentando nuevamente detener el proceso de “consulta ciudadana” para elegir el candidato presidencial socialista. Que los militantes lo sepan con claridad: solo de la fuerza de la Lista Otro PS es Posible dependerá que la Consulta Ciudadana y con ello que la voz de los militantes sea escuchada. Que nadie diga que no ha sido advertido, aquí se está jugando también la democracia interna y la participación de los militantes. Defender hoy las primarias y el derecho a decidir de la militancia es apoyar hoy Otro PS es Posible.

Este 26 a marchar y a apoyar con decisión a la Izquierda Socialista y a la Lista Otro PS es Posible.

Contenido anterior
Otro PS es Posible: Compromisos programáticos.
Próximo contenido
Fallece Angel Parra: Cuando amanece el día

Sin Comentarios

Deja un comentario